Seguidores

martes, 29 de noviembre de 2011

La revelación: Mary Katrantzou


Mary Katrantzou. Nació en Grecia y vive en Londres, donde encontró su camino dentro del mundo fashion: el estampado digital. Se destaca por usar fotografías en las telas de sus vestidos. Un trabajo de gran maestría y sensibilidad que se ve plasmado en la moda.




La propuesta de Katrantzou es innovadora, llena de exceso y lujo. Genera un nuevo lenguaje visual que refresca y fascina al escenario de la moda actual”, coincide la prensa especializada sobre el trabajo de la arquitecta y diseñadora griega, asentada en Londres, Mary Katrantzou (28). Y la pregunta es inmediata: ¿quién es esta chica? Se trata de una de las nuevas caras del mundo fashion y se caracteriza por el exceso decorativo y la experimentación tecnológica. Mary –junto con prestigiosos modistos como Peter Pilotto, Christopher Kane y el fallecido Alexander Mc- Queen– es parte de la generación de creadores vinculados entre sí por su magnífico dominio de los estampados digitales. Sin embargo, los prints de Katrantzou se diferencian claramente del resto: ella imprime fotografías en las telas de sus diseños logrando un trabajo artesanal que se asemeja a una obra de arte. “@Marykatrantzou gracias por hacer vestidos fabulosos”twitteó la it girl Alexa Chung, una de sus fieles seguidoras. Y la actriz Keira Knightley –que tiene una inclinación por la etiqueta Chanel– también es fan de sus diseños.

ESCALERA A LA FAMA. Nació en Atenas en 1983 y lleva en la sangre su pasión por el arte: su padre es ingeniero textil y su mamá, decoradora de interiores. Al terminar sus estudios secundarios, Mary se mudó a Estados Unidos para empezar la carrera de arquitectura en Rhode Island School of Design. Luego pidió el traspaso al Central Saint Martins College of Art and Design en Londres, donde completó el curso especializándose en Diseño textil para interiores. Una vez establecida en Londres, cuna del diseño de moda emergente e inagotable abanico cultural, los intereses de Mary fueron cambiando y decidió volcar su talento hacia el arte digital: por eso realizó un máster en textiles para moda en Saint Martins. Esta experimentación tecnológica en la moda no es ninguna novedad, ya que la firma Balenciaga, de la mano de Nicolas Ghesquière, ha mostrado un insólito estampado inspirado en el lenguaje de los píxeles; Versace, por su parte, exhibió prints pixelados de estilo geométrico, y Karl Lagerfeld también ha apostado por esta técnica. Sin embargo, Mary logró darle otro enfoque a través del uso de fotos que luego plasma sobre los géneros de las prendas.
Admiradora de Coco Chanel y Miuccia Prada, mientras cursaba sus estudios universitarios Mary trabajaba de manera freelance. Vendió sus diseños a la etiqueta norteamericana Bill Blass, y colaboró en las colecciones de la diseñadora griega Sophia Kokolosaki, reconocida por combinar elementos artesanales. “Mis fuentes de inspiración son la ausencia de normas,  décadas anteriores y el constructivismo ruso”, confesó la designer, que cuando se graduó a fines de 2008 decidió exhibir su primera colección en el Central Saint Martins, a modo de festejo. Una idea divertida y muy inteligente de su parte. El desfile –que se destacó por sencillos vestidos de seda impresos con formas inspiradas en icónicas fragancias francesas– llamó la atención de todos a tal punto que el Consejo Británico de la moda decidió financiar su desfile para que se presentara en las pasarelas londinenses. Lo mejor estaba por venir: Mary apenas se estaba asomando al mundo fashion.

LA REINA DE LAS ESTAMPAS. Fue el año pasado cuando Mary “tocó el cielo con las manos”, ya que obtuvo el reconocimiento a nivel mundial al ganar el Swiss Textiles Awards (previamente fueron ganadores Alexander Wang, Haider Akermann yRodarte). Mary deslumbró con una impactante colección que se caracterizó por el juego de colores y formas. 


“Es la abanderada de la revolución de la impresión digital –afirman los medios–, la antítesis de la diseñadora Phoebe Philo, una opción estimulante para quienes no se identifican con el minimalismo generalizado”. De esta manera, Katrantzou se impuso en la industria de la moda a través de colecciones que transmiten una fuerte convicción y rebeldía ante el minimalismo imperante. Y también se sumó a la tendencia de las alianzas entre marcas. Colaboró con el famoso diseñador de zapatos Christian Louboutin logrando tacos altos con estampas de jarrones chinos y animales extraños en colores rojo, marfil, verde esmeralda, amarillo y rosa. Y se unió con la etiqueta Longchamp para la creación de bolsos económicos estilo Chinatown. Hoy en día sus piezas recorren más de 60 puntos de venta, que incluyen Harrod’s, Collette, Barney’s, Browns y Harvey Nichols, y su trabajo está presente en prestigiosas publicaciones alrededor del mundo. ¿Algo más? Este año abrió su propia tienda en Londres. Conocedora de sus clientas, Mary asegura que“son mujeres con espíritu libre y un fuerte sentido del estilo”. Y siempre dice que la ciudad de Londres influye constantemente en sus colecciones: “Es una fuente de energía e inspiración, ya que tiene una reputación de moda, museos enriquecedores y una educación sólida”. Entre sus creaciones más destacadas –desde 2009 hasta ahora– ha sorprendido su inclinación hacia las formas abstractas y siluetas elaboradas. También apostó al exceso decorativo mediante prendas militares e impresiones fotográficas de perlas, encajes y medallas. Y ha homenajeado al artista René Magritte a través de estampados simétricos de una profundidad hipnotizante.“Perseverando en su afición por los gráficos lujosos, las referencias a objetos y el uso de la tecnología, Katrantzou ha logrado que nuestro ojo seleccione sus piezas de entre todas las demás”, son algunos comentarios halagadores sobre sus colecciones.
Ante este furor de fotos estampadas surge un interrogante: ¿cuánto durará sin que resulte un cliché? “El estampado tiene una finalidad, no lo utilizo porque sí. Por ejemplo, en un modelo en el que aparece una habitación estampada, el dibujo de las cortinas coincide con un frunce del género –explica Mary–, es decir, hay un diálogo entre el estampado y la prenda”. Katrantzou sabe bien que su estética no es fácil de imitar; se requiere gran maestría y sensibilidad para producir creaciones excéntricas sin convertirlas en disfraces. A pesar de que su técnica es perfecta, tiene sus pro y sus contras: algunos consideran que “pone más énfasis en elaborar los estampados que en el diseño de sus prendas”, mientras que otros apuestan a sus trajes armados, superposiciones de volúmenes y la estructura del dibujo. Ella se defiende diciendo: “El uso de la técnica digital no es garantía de calidad. Existe la posibilidad de reproducir una imagen de manera fiel, pero un mal taller puede lograr que la foto quede azulada o indefinida”. Por último, admite: “Uno de mis principales retos es no convertir mi estilo en un cliché, pero creo que hasta ahora lo he superado y logré sorprender al público y al mismo tiempo ser fiel a mi esencia”.
Hay quienes tardan años en llegar al mundo fashion y conocer la fama; otros pasan sin pena ni gloria; y a muy pocos les sucede lo que a Katrantzou, que en apenas tres años se ha convertido en una reconocida designer. Todos coinciden en que “es la continuadora del exceso decorativo del fallecido Gianni Versace”. Habrá que esperar. Lo cierto es que Mary logró destacarse dentro del mundo de la moda. Y además, dejó en claro que no todo está inventado, dando otra mirada al arte digital.



Fuente: Revista Para Ti

1 comentario:

  1. Qué interesante! No conociamos nada de esta chica. Vaya como se lo curra, nos encanta la gente asi de creativa :)

    Besitos guapa!

    http://aboutlamoda.blogspot.com/

    ResponderEliminar